Hoy miro mis pies y me pregunto: ¿qué pasó?

Sé que mis padres hicieron un gran esfuerzo por mis hermanos y por mí, pero, sin embargo, a veces pienso que algunos problemas principalmente de salud, se pudieron haber evitado, si de niños hubiésemos hecho más de algo o menos de algo.

Por ejemplo, andar mucho con sandalias de niño, ha hecho de mis pies que no tengan suficiente arco, por eso hoy se fatigan más rápido.

Hoy tengo mucho cuidado con el tipo de zapato que uso y el que les compro a mis hijas, además de cuanto tiempo lo usan.

El calzado de colegio se usa casi todo el año y por más de 10 años, es algo a considerar, por tanto, para no cometer errores, he elegido 6 tips a tener en cuenta antes de comprar calzado escolar, para no tener remordimientos en el futuro.

1. Un especialista.

Es importante llevar a tus hijos a un especialista para detectar alguna condición, y poder tratarla a tiempo.

 

2. Tolerancia del crecimiento.

El pie de los niños está en constante crecimiento, y cuando camina su pie se desliza hacia adelante al menos 0.5 cm (medio centímetro), por tanto, la tolerancia máxima para el crecimiento es de 1.5 cm, pero si tu niño tiene el pie delgado la tolerancia máxima es de 1 cm.
En resumen, comprar el zapato de 1 a 1.5 cm más grande.
Sino, puede comenzar un problema de callos y deformaciones en los dedos.

3. Que sea de cuero.

Y por supuesto nos estamos refiriendo a el íntegro del zapato, ósea no solo la capellada, sino también el forro interior y la plantilla.

Como resultado tenemos, tres beneficios inmejorables:
· El zapato de cuero dura más.
· Se amolda a las dimensiones del pie de nuestros niños.
· Evita que empiecen un problema de hongos en los pies.

4. Un par de medias.

Llevar un par de medias de colegio a la zapatería es una gran idea, eso minimizará el error en la talla. Es muy recomendable que las medias sean de algodón, mínimo el 80%, para evitar el exceso de sudoración.

Por más que el zapato sea de cuero, si las medias son sintéticas es muy posible que el resultado sea que les salgan hongos a nuestros niños.

5. La planta del zapato.

Debe ser flexible, antideslizante, resistente a la abrasión y que absorba el impacto.
Los materiales idóneos son el caucho y el TR (caucho o goma termoplástica), evitar suelas de PVC (resbalan y no absorben el impacto).

Si en un súper mercado, te gusta leer de que están hechos los abarrotes que compras para tu familia, lo mismo debes hacer en una zapatería.

Por ley todos los zapatos que se comercializan en el Perú, deben tener un rotulado donde se describe no solo la procedencia del producto, sino también de que está hecho.

6. Soporte de arco.

Por último, no podía faltar, verifica que el zapato tenga un soporte de arco ayudará a la formación de éste, y evitará que el pie se estrese al caminar.

Tomar en cuenta estos tips, de hecho, te pueden ayudar a que no tengas reproches de un adolescente enfrentándose a la vida y al descontento, y que te haga responsable de ello.

Además, es seguro que ahorrarás unos soles, en podólogos y en estar cambiando de zapatos constantemente por que el zapato no duró lo que esperabas, compra calidad al final siempre es más barato.

Hugo Carrera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat